TAEKWONDO

El origen del Taekwondo se remonta a la cultura coreana y es considerado un deporte olímpico, incluye en su estilo, técnicas de uso de pies, de brazo y técnicas de defensa, llevando al alumno por el camino de la sabiduría con el objetivo de hacer sentir plenitud a las personas.

La gran variedad de técnicas de ataque y técnicas de defensa (bloqueos, agarres, luxaciones y barridos), hacen que el Taekwondo se destaque frente a otros deportes, convirtiéndolo en una disciplina muy efectiva a la hora de luchar. Todo esto se logra con la velocidad y fuerza de las piernas.

En esta disciplina, no existen límites para nuestro cuerpo y aprendemos a superarlos, ya que durante su práctica se produce resistencia máxima, logrando un sistema muscular más durable, tonificado, flexible, veloz, equilibrado y resistente.

Después de la ocupación de los japoneses en territorio Koreano, el sistema educativo de los nipones se impuso en el territorio, enseñando formas deportivas
diferentes como el Kendo, y el Judo, hasta que en el año 1909 las artes marciales fueron prohibidas.
En aquel entonces el Sirum y el Tae Kyon fueron prohibidos, ya que se realizaban enfrentamientos amistosos haciendo uso de este tipo de artes marciales,
siendo practicado de forma secreta por grupos de simpatizantes en grupos muy pequeños. El primer presidente de la Asociación Coreana de Taekwondo llamado Choi, estudia caligrafía con el ilustre Han II Dong durante 1930, introduciendo el conocimiento de “Tae Kyon”. Un estudiante de las artes prohibidas fue Hwang Kee, el fundador del futuro Tang Soo Do. Conoció el Tae Kyon y el Soobak a la edad de los 22 años realizando un viaje al norte de China, conociendo el método de la escuela T’ang, combinando ambos estilos hasta el año 1945. Hong Hi Choi, por otra parte, fomenta su educación en 1937 en Kyoto, en donde conoce al maestro Kim que le enseña Karate Shotokan por 2 años, obteniendo el rango de 1er Dan, obteniendo el 2do en la Universidad de Tokio.


Durante el 1943 se levantó la prohibición de las artes marciales y el Karate, el Judo y el Kung Fu gozó de gran popularidad entre los coreanos, desarrollándose el
conocimiento de dichas prácticas, sobre todo en aquellos que residieron en Japón por un nivel de educación más selecto.
Esto produjo que luego de la segunda guerra mundial y la liberación del país por aliados, todos los maestros marciales coreanos quisieran resucitar antiguas
técnicas de combate. Siendo Kim Hong Sik y Song Dok Ki aquellos promotores, creando 3 escuelas en Seúl.


Con el paso de los años aparecieron más escuelas y otras fueron unificadas a través de un único nombre conocido como karate Koreano y que nuestra asociación lo llamó Taekwondo WAMAI.

Es iniciada con un saludo al maestro, luego un calentamiento completo con entrenamientos de polimetría para fortalecer los miembros inferiores.

El entrenamiento se lleva a cabo con un compañero, haciendo uso de paos, pecheras, tulas, sacos, seguido con técnicas de brazo y de defensa.

Para la recuperación del deportista, al final de la clase se vuelven a realizar estiramientos que ayudaran a ganar mayor flexibilidad. Al finalizar la clase, se despiden del maestro.

Equipación Taekwondo

Es un kimono similar al Gi japonés, pero recibe el nombre de Dobok, en koreano.

Compuesto igualmente por chaqueta y pantalones blancos, con el cinturón, que adjudica el nivel del practicante.

Las chaquetas se diferencian con una solapa negra sobre la chaqueta blanca.

Esto es una simple distinción del estilo, con respecto a los kimonos japoneses.

  • Aumenta la resistencia cardiovascular.
  • Mejora la resistencia y la fuerza muscular.
  • Aumenta la flexibilidad.
  • Potencia el conocimiento del propio cuerpo.
  • Ayuda a desarrollar  la coordinación.
  • Mejora el rendimiento deportivo.
  • Mejora la concentración.
  • Mejora la disciplina sobre todo en los infantes y adolescentes.
  • Forja y fomenta valores como la honradez, la lealtad, el respeto, la humildad…

Centro de preferencias de privacidad

Translate »